Estamos acostumbrados a hablar de gastronomía, de cocina y de productos gourmet. Este es un concepto que se ha introducido de lleno en nuestro vocabulario y que todo el mundo conoce, pero ¿realmente se sabe qué es un producto de este tipo? 

Cuál es el significado de la palabra gourmet 

Se trata de un concepto gastronómico relacionado con la alta cocina, un término que deriva de la palabra francesa “gourmand”, que significa “amor por el buen comer”. Antaño, la palabra gourmet hacía referencia a una persona que ha recibido educación en gastronomía, con altos y experimentados conocimientos culinarios. Sin embargo, en la actualidad se utiliza para referirse a un alimento de muy buena calidad, sofisticado y refinado, así como a la persona que tiene gustos culinarios exquisitos. 

Características de un producto gourmet 

Un producto de esta categoría reúne unas características especiales y concretas que deben estar presentes para que sean exquisitos y puedan satisfacer a los paladares más estrictos y refinados. 

Los ingredientes 

Los alimentos gourmet son preparaciones que deben elaborarse con ingredientes seleccionados con mucho cuidado, de primera calidad y muy exquisitos. Deben prevalecer las propiedades organolépticas de los alimentos, es decir, los aspectos concretos que se miden mediante un análisis para conocer las sensaciones que producen, tanto el aroma y la textura como el color y el sabor. La materia prima seleccionada para cocinar platos gourmet debe poseer propiedades organolépticas superiores a las de los alimentos que se consumen convencionalmente. 

La preparación 

Es un aspecto vital, ya que por muy bueno que sea el ingrediente, si el producto no se trata bien en la cocina, pierde todo su valor. Por eso, los platos de alta cocina requieren una preparación compleja, cuidada y esmerada. Se tiene un especial cuidado por que los alimentos estén bien cocinados, reciban la atención necesaria y no queden maltratados. Cabe destacar también que normalmente estos platos los preparan chefs o cocineros de mucha experiencia y que han recibido una buena formación culinaria. 

Su diferencia 

Los productos de este tipo son distintos a los que consumimos habitualmente, puesto que son más exclusivos y difíciles de encontrar y preparar. En consecuencia, se reservan para una ocasión especial, de la misma forma que no vamos a un restaurante de alta cocina todos los días, sino que esperamos a que sea un momento de celebración. 

Los alimentos y platos gourmet son innovadores y están pensados para deleitar los paladares más exquisitos. Por eso, se trabaja y se investiga mucho para hallar la excelencia. Así mismo, este tipo de recetas muestran una presentación peculiar, al buscar estimular el sentido de la vista además del olfato y el gusto. Un producto gourmet tiene un aspecto más cuidado y vanguardista que un plato tradicional. 

Los productos y platos gourmet 

Destacamos que los productos de esta categoría comprenden un amplio espectro, desde panes, quesos, embutidos, mariscos o carnes hasta salsas, mermeladas o chocolates, pasando por una infinidad de ingredientes más. Todos ellos, como ya hemos comentado, son de una excelente calidad, son exóticos y están elaborados con mucho mimo y cuidado.  

Los platos de alta cocina, además de atesorar las características ya comentadas, precisan ser probados por un catador profesional para comprobar que se ajustan a las especificaciones y patrones de calidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba